your ads here

advertisement


La bodega

El exterior de la Bodega es una edificación noble de piedra que le imprime personalidad. Singular por sus murales con representaciones pictóricas dedicadas a la vendimia, únicas y de gran belleza, además de paredes estucadas en todo el interior de la bodega. Está dotada de depósitos de elaboración de un máximo 10.000 litros de capacidad cada uno, equivalente a 8.200 Kgs. de uva. Todos ellos dotados de un moderno sistema de refrigeración para el control de las temperaturas de fermentación, que nos permite calentar o enfriar los depósitos en un tiempo mucho más breve y poder ejercer así un control perfecto de la fermentación.

La nave está compuesta de:
– 1 depósito de 15.000 litros.
– 3 depósitos de fermentación de 10.000 litros de acero inoxidable.
– 3 depósitos de fermentación de 5.000 litros.
– 4 depósitos de fermentación de 3.000 litros.
– 1 tina de roble de 6.000 litros.
Además de los depósitos de descube y picos con una capacidad de 72.000 litros.


Sala de barricas

La sala de barricas esta escavada bajo tierra y está dotada de una instalación de climatización que permite no solamente ventilar la nave, sino que permite también controlar la temperatura y la humedad en los niveles deseados. Los arcos que soportan la sala de barricas y una cuidadosa iluminación crean un ambiente único donde reposan las barricas de roble francés para la crianza de vinos.

Sala de maduración

Dotada de las mismas instalaciones de climatización que la sala de barricas. Tiene una capacidad para 70 jaulones de botellas. En esta nave el vino completa su proceso de maduración antes de su salida al mercado.

Elaboración y crianza

La fermentación se realiza a temperatura controlada y con larga maceración, aplicando las técnicas enológicas más vanguardistas. La fermentación maloláctica se realiza en tina de roble previa a su crianza en barricas de roble francés y americano. La sala de crianza en barricas reúne las condiciones adecuadas de ventilación, humedad y temperatura, donde el vino permanece en barrica hasta su momento óptimo de maduración, no siendo inferior a 14 meses.

Una vez realizado el coupage de nuestros vinos, se procede al embotellado y continuará su maduración en botella durante un mínimo de ocho meses con el fin de garantizar al consumidor un vino en el que se a puesto el máximo cuidado en todas las etapas hasta la obtención de un vino de gran calidad.